Sevilla Plural apuesta por unos servicios públicos y de calidad para dar respuestas a los problemas de las personas sin hogar

1 Abr


-En el informe elaborado por Sevilla Plural se detallan las carencias y problemas de los servicios sociales municipales

-En 2012 se recortó en 166.000 euros el presupuesto destinado a los servicios sociales públicos mientras se aumentaba en 60.000 euros los fondos dirigidos a entidades privadas

-Hoy se someten a votación en el Pleno Municipal las propuestas de vecinos de la Macarena que ya se aprobaron en la Junta Municipal de este Distrito

Hoy se someten a votación en el Pleno Municipal una serie de propuestas elaborados por los vecinos y vecinas del barrio de la Macarena que ya fueron aprobadas en la última Junta Municipal del Distrito Macarena. En las mismas se recogen una serie de medidas que apuestan por fortalecer los servicios sociales municipales destinados a atender a las personas sin hogar (PSH) que sobreviven en las calles de nuestra ciudad. Desde Sevilla Plural celebramos que desde la sociedad civil se intente dar respuestas solidarias frente a la actual política de recortes sociales que las instituciones han puesto en marcha en plena crisis económica. En los últimos cinco años se calcula que el número de personas que viven en la calle se ha triplicado. Las estimaciones más fiables cifran entre 2.500 y 3.000 las personas sin hogar (PSH) que viven en la ciudad de Sevilla, mientras que los servicios sociales municipales apenas ofrecen 160 plazas en albergues e instalaciones públicas. Al mismo tiempo que los devastadores efectos de la crisis económica se manifestaban de esta forma, hemos visto como el presupuesto municipal destinado a atender a este colectivo en situación de exclusión social no sólo no aumentaba sino que se reducía. Tal y como recogemos en el informe que ase adjunta, en 2012 el Gobierno Municipal recortó en más de 166.000 euros los fondos destinados a los servicios sociales públicos que se dirigían a las PSH. Paralelamente, los fondos destinados a entidades privadas aumentaban en 60.000 euros. Estas entidades privadas son en la mayor parte de los casos organizaciones religiosas cuya actuación se limita en la mayor parte de los casos a ofrecer comida a las personas más vulnerables, no realizando labores de reinserción socio-laboral dirigidas a estas personas.

En el último año 1.700 familias sevillanas perdieron su vivienda por no poder hacer frente a las cuotas hipotecarias. Si a ello unimos las altas tasas de desempleo (más del 36% en Andalucía), nos enfrentamos a un contexto social propicio para que surjan o se agudicen problemas sociales que rompen las redes familiares y que pueden provocar que cada día más y más personas vivan en una situación de exclusión social. Ante esta realidad, es responsabilidad de las instituciones dar una respuesta decidida para paliar este inmenso drama humano que se está viviendo en nuestra sociedad. Sin embargo, en los últimos años el Ayuntamiento de Sevilla ha recortado la inversión pública en servicios sociales municipales que se dirigen a este colectivo tan vulnerable. A cambio, ha externalizado parte de estos servicios que ahora son gestionados por entidades privadas. Los trabajadores encargados de atender a estas personas han padecido al mismo tiempo una precarización de sus puestos de trabajo.

Esta situación se ha hecho perfectamente visible en el barrio de la Macarena, donde se concentran casi todos los recursos municipales dirigidos a las PSH. De esta forma, durante los meses de invierno, gran número de personas acudían a la zona anexa a las calles Don Fadrique y Perafán de Ribera en busca de atención a unos servicios sociales que están en una situación de auténtico colapso e incapaces de dar respuestas reales a los problemas que se plantean. Este hecho ha sido aprovechado por la Plataforma Basta Ya de Asentamientos para generar un foco de tensión e iniciar una campaña de tintes xenófobos que criminaliza a los más pobres y más vulnerables.

Por todo ello, desde Sevilla Plural queremos plantear y planteamos una serie de propuestas realistas cuya aplicación podría paliar al menos la situación que se vive en nuestra ciudad:
-Políticas municipales inclusivas, que atiendan de manera eficaz las necesidades de los distintos barrios, en especial los que están sufriendo, con más virulencia, las consecuencias de una crisis económica y financiera.
-Declarar Sevilla Ciudad libre de desahucios para evitar que más personas se encuentren viviendo en la calle, y soluciones sociales para quienes se han quedado sin vivienda.
-Descongestionar la saturación de recursos sociales en el barrio y promover la construcción de albergues, centros de día y Servicios Sociales en otros puntos de la ciudad y aumentar las 160 plazas públicas para PSH actuales hasta llegar a las necesarias para todas las personas que lo demanden.
-Ampliar los proyectos públicos destinados a la reinserción socio-laboral de PSH.
-Aumento de la plantilla de personal destinada a la atención a las PSH y personas con adicciones (del Centro Nocturno de Baja Exigencia, CAM y emergencias sociales).
-Vuelta de la Unidad Móvil de atención directa a PSH en la calle dependiente del COIS.
-Exigir al Ayuntamiento que LIPASAM mantenga la limpieza como lo hace en otras zonas más visibles de la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: